Search The Query
Search

10 animales marinos más peligrosos del mundo

Image

Este artículo proporcionará información sobre la vida y el hábitat de los 10 animales de especies marinas más peligrosos del mundo para quienes estén interesados en conocerlos. Aunque no es frecuente encontrarlas en los océanos de agua salada, es importante familiarizarse con las criaturas marinas en caso de encuentro sin ninguna amenaza.

Animales marinos peligrosos

Es importante reconocer que estos 10 animales marinos de vida acuática suponen una amenaza no sólo por su comportamiento mordaz, sino también por la toxicidad potencial de su veneno. Aunque los tiburones pueden parecer el animal más mortífero debido a las heridas que infligen, hay animales más pequeños y aparentemente inofensivos que pueden matar en cinco minutos con un simple mordisco.

Tiburón blanco

El tiburón blanco, también conocido como Carcharodon carcharias, se encuentra en aguas templadas de todos los océanos y está reconocido como uno de los peces más grandes del mundo. Esta especie está clasificada en la familia lamnidae, y puede alcanzar longitudes de 6 metros y pesar hasta 3 toneladas. Las mandíbulas del animal poseen aproximadamente 300 dientes triangulares afilados y son capaces de expandirse hasta un punto en el que la cabeza se deforma, para luego cerrarse con una fuerza 300 veces superior a la de una mandíbula humana.

Su dieta consiste en peces, focas, tortugas marinas, leones marinos y pequeñas ballenas. Aunque puedan tener una reputación desfavorable, los ataques de estas criaturas a los humanos suelen ser raros y se producen cuando los confunden con mamíferos marinos o se sienten amenazados.

Además, las mordeduras de estos escualos a humanos no suelen ser letales, pero sí que provocan graves heridas pudiendo hacer que el individuo se desangre.

Sigue leyendo : La fascinante vida del pez loro en el ecosistema marino

Pez piedra

El pez piedra, cuyo nombre científico es Synanceia horrida, está considerado uno de los peces más venenosos, junto con el pez globo. Esta especie consume pequeños peces y crustáceos y se encuentra en los océanos Pacífico e Índico. Como su nombre indica, tienen un aspecto pétreo que les ayuda a mimetizarse con el entorno. Debido a su prevalencia, muchos buceadores se topan con ellas sin querer y se arriesgan a sufrir daños al pisarlas.

De hecho, el pez piedra posee una serie de espinas venenosas en sus aletas dorsales, pélvicas y anales repletas de neurotoxinas y citotoxinas más mortíferas que el veneno de la cobra.

Así, cuando un ser humano se pincha con una de estas púas, la zona se hincha instantáneamente y se empiezan a experimentar otros síntomas como dolor de cabeza, vómitos, espasmos intestinales, convulsiones, parálisis muscular, arritmias cardiacas y hasta paradas respiratorias, haciendo que el sujeto termine ahogándose.

Aquellos que han experimentado la picadura de este animal afirman que el dolor es tan intenso que preferían que les amputaran la zona afectada a tener que seguir sintiendo ese sufrimiento.

Avispa de mar (medusa)

La avispa de mar, avispa marina o cubozoos tienen una forma cúbica característica de la que nacen sus tentáculos mortales. Viven en las aguas de Filipinas, el sudeste asiático y Australia y se alimentan de pequeños peces y crustáceos.

Eso sí, hay que tener en cuenta que la avispa de mar es el ser más letal del planeta, ya que un roce de uno de sus tentáculos provoca una reacción ulcerosa que termina provocando la necrosis de la piel y todo ello acompañado de un dolor equiparable al que produce un ácido corrosivo. Después, la persona afectada sufre un paro cardíaco y todo esto pasa en menos de 3 minutos.

Por ello, si se ve obligado a sumergirse en aguas en las que pueda haber este tipo de animales, lo mejor es llevar la piel cubierta con un traje de neopreno para evitar cualquier contacto y dejar bastante distancia de seguridad con estos ejemplares, ya que aunque no lo parezca, pueden recorrer 2 metros en un segundo con sus contracciones rítmicas.

Serpiente de mar

Otro de los 10 animales marinos más peligrosos del mundo es la serpiente de mar. Llamada también cobra marina, la hydrophiinae es la serpiente con el veneno más potente superando al de su homónima en la tierra, la serpiente Teipán.

De esta forma, teniendo en cuenta que una gota del veneno de la serpiente Teipán es capaz de matar a 12 personas provocando que sus órganos se deshagan y que mueran por fallo multiorgánico, se puede entender la peligrosidad de la serpiente de mar.

Esta especie se alimenta a base de moluscos, peces y crustáceos, siendo habituales en los océanos Índico y Pacífico.

Lo bueno es que sus dientes son bastante pequeños por lo que un traje de neopreno un poco grueso puede ser suficiente para que en caso de mordedura las toxinas no entren en contacto con nuestra piel.

Cocodrilo marino

El Crocodylus porosus, también conocido como cocodrilo marino, es el reptil más grande del mundo, mide hasta 7 metros de longitud y pesa 1.200 kilos. Su distribución abarca desde el sudeste asiático hasta Australia, y pueden habitar en diversos medios, como aguas salobres cerca de la costa, estuarios y agua dulce en zonas del interior.

Estos animales son capaces de alcanzar velocidades de 43 km/h utilizando su cola como impulso, y poseen la mayor potencia de mordedura del reino animal, con 1.770 kg/cm2, que casi supera a la del extinto T-Rex.

Este animal utiliza el ahogamiento como método de caza y se le ha observado atacando a tiburones en ciertas regiones de Australia. La superpoblación humana está contribuyendo a la pérdida de hábitats animales, lo que provoca encuentros peligrosos entre humanos y animales.

De hecho, la mayor masacre de la que se tiene constancia realizada por el cocodrilo marino ocurrió en 1945 durante la Batalla de Ramree (Birmania), en la que unos 1.000 soldados de ocupación japoneses fueron devorados en una noche por los cocodrilos marinos al tener que cruzar una zona pantanosa huyendo de las tropas británicas que los habían acorralado.

Pulpo de anillos azules

El pulpo de anillos azules, a pesar de su pequeño tamaño y aspecto amistoso, está considerado uno de los 10 animales marinos más peligrosos. La hapalochlaena es un cefalópodo de color marrón amarillento y anillos de color azul brillante.

Esta es la forma de advertir la peligrosidad de su picadura, ya que aunque parezca inofensiva en el acto, es capaz de matar a 26 personas de vida adulta en cuestión de minutos. Además, todavía no existe un antídoto para sus neurotoxinas mortales que provocan entumecimiento, debilidad muscular y parálisis de la respiración hasta llegar a la muerte.

El pulpo de anillos azules se puede encontrar desde áreas de Japón hasta zonas australianas.

Pez león

El pez león, también conocido como Pterois volitans, está considerado uno de los peces más peligrosos por su naturaleza venenosa. Su cuerpo blanco con rayas marrones o rojizas es un claro ejemplo de cómo los animales venenosos utilizan colores brillantes como advertencia. Estos colores son especialmente perceptibles cuando el pez nada más cerca de la superficie y capta la luz.

Tienen largas espinas desde la cabeza hasta la cola, a lo largo de todo el lomo, y en todas sus aletas y cola. En la base de estas púas tiene unas glándulas venenosas que producen y expulsan el veneno a través de estas espinas cuando lo necesitan, básicamente cuando las presionan al ser pisado, cogidos, mordidos… Este veneno produce un gran dolor y puede llegar a producir la muerte por parálisis y asfixia.

Tiburón toro

Se trata de la segunda especie de tiburón incluida entre los animales más peligrosos del mundo marino. Esta especie de tiburón suele encontrarse en aguas poco profundas, por lo que es más fácil avistarla en mares abiertos u océanos en comparación con otras especies de tiburones. Este tipo concreto de tiburón es conocido por nadar más cerca de la costa y puede encontrarse en zonas arenosas poco profundas. Esta especie habita en aguas tropicales y templadas del mar Mediterráneo, el océano Atlántico, el océano Índico y el océano Pacífico oriental.

Es robusto, compacto y la zona de la espalda marcada pronunciándose más su aleta, además en comparación a su cuerpo su cabeza es pequeña y plana con un morro puntiagudo y sus ojos son bastante pequeños. El tiburón toro o Carcharias taurus mide algo más de 3 metros de largo y tiene tres hileras de dientes en cada mandíbula. Los dientes de esta especie peligrosa son estrechos, largos y tienen el borde liso, esto no les sirve tanto para desgarrar como a otros tiburones, sino que es una forma perfecta para sujetar las presas y tragárselas enteras.

Caracol cono venenoso

Es un hecho que uno de los animales marinos más peligrosos de la tierra es un caracol, lo que puede resultar sorprendente o curioso para algunos. El Conus ateralbus es una especie de caracol cónico que posee una toxina letal para varias criaturas marinas y que también puede ser mortal para los seres humanos. El veneno de estas criaturas puede provocar parálisis y muerte, sobre todo a los animales que necesitan aire de la superficie.

El animal tiene un cuerno retráctil situado en la parte delantera que está conectado a su glándula venenosa y se utiliza para inyectarse cuando es necesario. Este animal está considerado uno de los más peligrosos del océano por el peligro crítico que posee.

Pez globo

El Tetraodontidae, también conocido como pez globo, puede ser un animal peligroso si se consume, a pesar de su singular aspecto cuando está hinchado. El consumo de este alimento puede provocar la intoxicación y la muerte tanto de personas como de animales. Curiosamente, en Japón se conoce como Fugu y se considera un manjar.

Este organismo tiene glándulas venenosas situadas en varias zonas de su cuerpo, como el hígado, los genitales, la piel y diversos órganos. La toxina puede causar daños mortales hasta a 30 personas. Sólo los cocineros con licencia están autorizados a prepararlo y cocinarlo.

Enlaces de interés:
Los animales marinos más peligrosos del mundo
Conoce 5 animales marinos peligrosos
Estos son los diez animales acuáticos más peligrosos para el hombre en España

Lée también:
¡Existe un pez dorado! Es el pez japonés.
Betta, el pez más colorido del mundo.

 

Autor